jueves, 7 de enero de 2016

Archivos JPG o RAW: Las diferencias

Es muy habitual encontrar en el menú de una cámara digital (sobre todo las réflex) la opción para guardar los archivos en formato RAW y entonces, la pregunta sería ¿qué ventajas tiene fotografiar en RAW ?.
Antes de aclarar estas cuestiones, vamos a explicar lo que significa RAW.

Nikon dice que "los archivos de imagen RAW, a veces denominados negativos digitales, contienen toda la información de imagen capturada por el sensor de la cámara, junto con los metadatos de la imagen (Consultar este LINK para más información).

El archivo RAW se escribe en la tarjeta de memoria sin compresión o sin pérdidas.
"

El formato de archivo RAW de Nikon se llama NEF , que significa Nikon Electronic Format.
Ahora, vamos a los detalles:

Ventajas de disparar en RAW

Posibilidad de cambiar la configuración después de obtener la foto
El principal beneficio de disparar en RAW en
comparación con JPEG es que la cámara no decide o mejor dicho "interviene" en el balance de blancos, tono o ajustes de nitidez en su fotografía. En su lugar, estos ajustes se almacenan como instrucciones independientes que se pueden cambiar posteriormente sin afectar negativamente a la imagen. En otras palabras, si olvidamos de establecer el balance de blancos correcto al tomar una foto no es un gran problema con RAW ya que podremos cambiarlo más tarde (si hubiéramos tomado la foto en JPEG, quedaba establecido en ella). Es decir, RAW no da la posibilidad de establecer posteriormente en la edición todo aquello que deseamos.
 
Calidad de imagen
El otro beneficio de RAW es el rango tonal mucho mayor (12 ó 14 bits) comparado con el JPEG de 8 bits.
Eso no significa necesariamente que la calidad de la imagen de una imagen RAW sea ​​significativa y visiblemente mejor a menos que vayamos al nivel de los píxeles, pero significa que tu capacidad de realizar cambios en la configuración sin afectar negativamente la calidad de tu imagen es mucho mayor .


Desventajas de disparar en RAW

Si disparar en RAW tiene tantas ventajas significativas, entonces... ¿por qué no disparar siempre en RAW ? Dependiendo del flujo de trabajo de procesamiento personal, modelo de cámara y espacio de almacenamiento no siempre se puede disparar en RAW . Veamos...
 
Tamaño del archivo
Los archivos RAW son mucho más grandes que jpegs. La imagen de ejemplo a continuación en RAW es de aproximadamente 10 MB; La versión JPEG es de unos 2,6 MB.
Así que disparar en RAW llena la tarjeta de memoria en su cámara y su disco duro más rápido. Asumiendo que usted toma 500 fotos por mes, está buscando una diferencia de 16 GB ( JPEG ) vs 60 GB ( RAW ) que necesitará en el espacio de almacenamiento. Y esto, siendo muy conservadores...

El tamaño de archivo más grande también tiene desventajas al operar la cámara en "modo de disparo continuo". Por lo tanto, dependiendo de la velocidad, la cámara puede transferir archivos de su memoria intermedia a la tarjeta de memoria (es decir, tarjeta SD) 7 imágenes/seg a ​​5 imágenes/seg. Además, el número de imágenes consecutivas que puede tomar puede reducirse de 30 a 8. Por lo tanto, una vez que el búfer de la cámara esté lleno, tendrá que esperar hasta que la cámara termine de transferir las imágenes a la tarjeta de memoria antes de poder tomar otra imagen. Pero... a no desesperar... hay muchos modelos de cámaras para aficionados que tienen este inconveniente casi resuelto! 

Formato de archivo

Para ver o editar un archivo RAW necesita software especial, como por ejemplo Adobe Lightroom , Aperture de Apple , Adobe Camera Raw o Nikon Capture NX2 .
JPEG
, por otro lado, puede ser visto por prácticamente cualquier programa, incluso los que se distribuyen en Windows.
La buena noticia es que si tiene un software que entiende RAW puede guardar fácilmente una copia de su imagen en formato JPEG o TIFF

Trabajo adicional para procesamiento

Antes de poder utilizar cualquiera de sus imágenes RAW  necesitaremos convertirlos a JPEG u otros formatos de archivo estándar ( TIFF , PNG, etc). (Recomendamos la lectura de esta nota - CLICK)
Si ya estás grabando en RAW , es posible que hayas notado que el JPEG que sale de su cámara se ve normalmente mejor que los archivos RAW . Esto se debe a que los JPEG son procesados ​​por la cámara en función de la configuración de la cámara. Eso significa que tienen nitidez, correcciones de color, etc ya aplicados para hacer que la imagen se vea mejor o por lo menos basado en lo que su cámara "piensa" o considera que es mejor.
Las imágenes RAW no se procesan, por lo que depende de usted y de su software de procesamiento RAW (Aperture, Lightroom ...) aplicar ajustes de nitidez y correcciones. La mayoría del software de procesamiento RAW tiene configuraciones específicas de procesamiento específicas de la cámara incorporadas, por lo que al importar las imágenes se aplican determinadas configuraciones predeterminadas, según el modelo y el perfil de la cámara. Capture NX2 de Nikon puede aplicar la misma configuración que la que ha configurado en su cámara. Otras soluciones como Aperture y Lightroom pueden no incluir todas las configuraciones en su perfil predeterminado específico de la cámara.

Según la marca de la cámara, el nombre de los archivos puede variar de una a otra. Te dejamos una lista completa.... todos ellos son esencialmente RAW
 
.nef .nrf   (Nikon Electronic Format)

.crw .cr2       (Canon)

.raw .rw2      (Panasonic)

.raf               (Fuji)
.tif .k25 .kdc .dcs .dcr .drf (Kodak)

.bay              (Casio)
.ptx .pef        (Pentax)
.mrw             (Minolta)
.orf                (Olympus)
.dng              (Adobe)
.arw .srf .sr2 (Sony)
.x3f               (Sigma)
.erf                (Epson)
.mef .mos     (Mamiya)
.cap .tif .iiq   (Phase One)
.r3d               (Red)
.fff                 (Imacon)
.pxn              (Logitech)
 

 

Entonces... ¿cuándo disparar en RAW? Casi todo el tiempo, excepto cuando capturamos objetos que se mueven rápido y necesitemos una alta velocidad de exposición. Si ese es el caso y estoy seguro del balance de blancos y la exposición será más que conveniente cambiar a JPEG.
Si tenemos problemas de espacio, y nos interesa compartir fotografías de una forma rápida y sencilla y no tenemos ninguna intención de realizar una actividad de postprocesado, entonces el formato idóneo es el JPEG.
Si en cambio no tenemos problemas de espacio, damos prioridad a la calidad de nuestras imágenes, queremos aprovechar toda la información que nuestra cámara registra y vamos a postprocesar nuestras fotografías, el formato idóneo es RAW.
De todas formas, para los indecisos, existe una posibilidad que conceden nuestras cámaras digitales, que es disparar en ambos. De esta forma puedes tantear ambos terrenos y decidir qué formato es el que a ti más te conviene.

 Un video que aclarará un poco más las cosas...

 
Y por último, cuéntanos ¿Tomas fotos en RAW o JPEG? Puedes dejar un comentario aquí debajo. También si tienes alguna consulta sobre este tema, no dudes en preguntar.  
Recuerda que no hay preguntas tontas.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!