Hablando de pixeles y archivos fotográficos

¿Qué es un PIXEL?

El píxel es la unidad mínima de visualización de una imagen digital. Si aplicamos el zoom sobre ella observaremos que está formada por una parrilla de puntos o píxeles. Las cámaras digitales y los escáneres capturan las imágenes en forma de cuadrícula de píxeles.


Ahora, aclaremos un poco como está formado un archivo fotográfico digital.
Una imagen es un mapa de bits (también llamado bitmap, pixmap, imagen matricial o rasterizada) y es aquella imagen que está construida por pequeños puntos denominados PÍXELES que están contenidos en una tabla.

 










Dentro de un archivo gráfico está incluida la información sobre el rectángulo donde se va a dibujar, y la ubicación y los contenidos de tonos de cada píxel.

Los bitmap son utilizados y modificados en programas específicos para este uso, como por ejemplo Photoshop, PhotoPaint, Paint Shop-Pro, etc.



No confundamos a los archivos de mapa de bits, con los archivos vectoriales, que son líneas, curvas y rellenos que se corresponden con fórmulas matemáticas. Los programas mas conocidos para archivos de este tipo son Adobe Ilustrator y Corel Draw.




Los mapas de bits suelen ser caracterizados según su alto y ancho en píxeles (que determina la resolución de imagen), o de acuerdo a la profundidad de color (en bits por píxel), que refleja la cantidad de colores que se pueden almacenar en cada píxel.

Las imágenes de mapa de bits, también conocidas como imágenes ráster, están compuestas por puntos individuales denominados píxeles, dispuestos y coloreados de formas diversas para formar un patrón. Pero si aumenta el tamaño del mapa de bits, también aumentará el número de píxeles individuales, haciendo que las líneas y las formas tengan un aspecto dentado, dando la sensación de que se ven los píxeles.



La reducción del tamaño de un mapa de bits distorsiona la imagen original, ya que se eliminan algunos píxeles para reducir el tamaño de la imagen.
Debido a que las imágenes de mapa de bits forman conjuntos de píxeles ordenados, sus distintos elementos no se pueden manipular en forma individual.


¿Qué determina la calidad de las imágenes digitales?
Los píxeles son los diferentes puntos almacenados para una imagen digital, si el captador de una cámara (o sea el sensor) genera un número determinado de píxeles podrá generar imágenes con una determinada resolución máxima.
El número de píxeles de una imagen vendrá dado por el producto del ancho y largo de la misma, es decir, una imagen con resolución de 1280 x 960 píxeles permitirá almacenar ese número de píxeles que se convertirá a megapíxeles sin más que dividir por el millón de píxeles que contiene un megapixel:
1280x960 píxeles = 1.228.800 píxeles
(1 megapixel / 1.000.000 píxeles) = 1,228 megapíxeles
Una cámara de 2 megapíxeles dará una resolución de imagen suficiente para visualizarlas en la pantalla de la computadora. 

No dejes de leer acerca de la resolución de una imagen - HACER CLICK AQUÍ 


Características de los formatos digitales

Antes de hablar de los diferentes formatos de imagen digital, debemos destacar que estos se diferencian en dos características básicas:

·         Compresión: si la imagen ha sufrido algún proceso mediante algoritmos para reducir su peso. Algunas compresiones llevan aparejadas pérdidas de calidad.
·         Profundidad de color: el número máximo de colores que puede contener una imagen.


Ahora sí comentaremos los principales tipos de archivos utilizados algunos en las cámaras digitales (JPG, TIF, RAW), otros en los programas de retoque fotográfico (PSD, TIF, JPG), otros para importar/colocar fotografías en los programas de Diseño (TIF), y para la web (JPG, GIF):

JPG/JPEG: (Joint Photographic Experts Group = Grupo de Expertos Fotográficos Unidos)

Es el formato de
la fotografía digital por excelencia, tanto para las cámaras de fotos digitales como para el almacenaje y tratamiento de los archivos y permite varios grados de compresión, aunque en este proceso va produciendo pérdida de información, en los de mayor calidad, la pérdida de información (teóricamente) no es visible por el ojo humano.
Es el más flexible de los formatos ya que permite controlar el nivel de compresión pero teniendo claro que al comprimir se pierde calidad fotográfica en la imagen digital.
Para comprimir, este archivo utiliza la teoría de que en una imagen hay semejanzas o correlaciones entre sus píxeles. Estas correlaciones se deben a la existencia de estructuras similares, y no-aleatorias. O sea que obedecen a un ordenamiento previsible, así es como se supone que el valor de un píxel puede emplearse para predecir al de sus vecinos. De esa manera, se “simplifican” puntos.
También sabemos que el ojo humano responde con diferente sensibilidad a la información visual que recibe. La información a la que es menos sensible se puede suprimir sin afectar a la percepción de la imagen.
En este caso, un programa de conversión de formatos  -como Photoshop- divide a la imagen en bloques cuadrados de 8x8 píxeles.
El programa analiza los valores comunes, y dependiendo de la compresión va descartando información. Esto reduce el peso, dependiendo de la imagen, desde aproximadamente un 50%, (máxima calidad) hasta un 5% del original (mínima calidad).

Cualquier proceso que se realice sobre un archivo JPEG y se almacene, degrada su calidad, por lo que su único uso debería ser como archivo de salida final, sin efectuar ninguna modificación sobre el mismo, en un proceso que busque calidad de imagen.

TIF/TIFF: (Tagged Image File Format = Formato de Archivo de Imagen Etiquetada)

Es uno de los más antiguos que existen, fue creado en el año 1986 producto de una serie de reuniones ente fabricantes de escáneres y desarrolladores de software. El objetivo era conseguir un formato para intercambiar fácilmente datos entre distintos dispositivos y plataformas. También se pretendía que el nuevo formato fuera extensible, o sea que a pesar de incorporar distintos avances futuros, siempre pueda ser leído por cualquier programa, aun por los anteriores. Como ya sabemos, es de uso universal cuando no es necesario comprimir, y para intercambio entre distintas plataformas.

Puede trabajar con imágenes de blanco y negro (un bit), escala de grises (8 bits), RGB, lab. (24 y 48 bits) y CMYK (32 y 64 bits).

Para entender que significa la profundidad en bits, hacer click aquí: http://naturpixel.com/2009/05/27/profundidad-de-color-8-bits-y-16-bits-%C2%BFpara-que-por-joan-boira/
Y un poco más de información, aquí: http://www.jaguar.edu.co/z_aprendizaje/tutoriales/imagenDigital/profundidad.php

La característica de este formato es que toma la información del primer píxel (arriba a la izquierda) y en forma horizontal va guardando la información de tonos y/o color que contiene cada uno. Esto hace que en caso de un error de disco se puede abrir la imagen con una pérdida mínima. Y el archivo, sin importar la imagen que tenga, pesa siempre lo mismo, dependiendo solo de la cantidad de píxeles que tenga. (mas algunos bits que utiliza el formato) Por ejemplo una imagen que pese 14 Megas, siempre va a pesar 14 Megas.
Soporta un modo de compresión matemático sin pérdida de información -llamado LZW-, que reduce el peso de la imagen alrededor de un 40%.

BMP (Bitmapped - Bitmap = Mapa de bits)

Es un formato que surge junto a el sistema operativo Windows 3.0,
y es el estándar adoptado por este sistema operativo, todas las imágenes que éste utiliza están en este formato. En mucho aspectos es similar al Tif, aunque no permite el manejo de 4 colores (CMYK) de fotocromía.
Tiene muy poco uso fuera del que le da el Sistema Operativo.

Como en tantas otras ocasiones tenemos que aceptar que ninguno de ellos es el mejor por excelencia, dependiendo de cuál sea nuestro objetivo habrá que optar por uno o por otro.
En el mundo de la pre impresión EPS y TIF son los más comunes. En el caso de enviar la imagen por Internet, el formato JPG es el adecuado siempre y cuando tengamos mucho cuidado con el grado de compresión.
Al enviar a imprimir en un laboratorio digital las opciones son JPG y TIF.

GIF (Graphics Interchange Format = Formato de Intercambio Gráfico)

Muy usado por sus múltiples formas de ahorrar espacio en Internet, permite guardar archivos con fondo transparente y seleccionar nosotros la cantidad de colores a utilizar. Por esto es sumamente útil para los imágenes que utilizan colores planos, como isotipos y logotipos pero no tanto para las imágenes fotográficas que requieren una gran graduación tonal.

RAW o NEF
Para entender el uso de este formato debemos tener en claro como funciona una cámara fotográfica a partir de que realizamos la toma.

Cuando apretamos el disparador, el sensor recibe una determinada cantidad de luz, que el conversor-procesador de la cámara los procesa, y adapta de acuerdo a los parámetros que la cámara tenga prefijados.
En este procesamiento hay una gran cantidad de datos que son desechados y/o modificados.
Como un ejemplo, al optar por un equilibrio determinado de color, la cámara corrige esto, como si fuera un filtro conversor de cristal.

Además todas las cámaras profesionales tienen la capacidad de distinguir y procesar mas cantidad de colores que los mínimos 8 bits, pero al guardar la imagen los reduce a estos.
Por todo esto, el formato RAW, guarda las imágenes en las cámaras tal cual fueron sacadas, sin ningún tipo de manipulación. Sería el equivalente a la imagen en bruto, con toda la información de captura que, si bien tiene sistemas de compresión basados en algoritmos matemáticos, tiene el inconveniente que ocupa mucho más espacio que un jpg.

Tiene como claros inconvenientes de importancia, el gran peso de los archivos y sobre todo que sin un software específico como el ADOBE CAMERA RAW o el ADOBE BRIDGE ni siquiera se pueden previsualizar las fotografías. Es un formato totalmente desaconsejable para aquellos fotógrafos que no tengan planificado un tratamiento profundo de la imagen o no posean algún software de tratamiento de archivos RAW.

Y en cuanto al tamaño, las tarjetas de memoria siguen bajando de precio y paralelamente aumentan su capacidad, por lo que en un futuro no muy lejano el peso de estos archivos no será inconveniente.

(Para mayor información, consultar ésta nota - CLICK AQUÍ) 

PSD

Es el formato nativo de Photoshop, tiene la posibilidad de guardar el archivo con transparencias, distintas capas, y otras ventajas, pero al guardar distintas capas termina ocupando mucho espacio, además los programas de diseño (tipo Quark, Indesign, Page Maker), por su complejidad, recién en las últimas versiones lo están admitiendo. Por lo que se transforma en un tipo de archivo imprescindible mientras estamos trabajando, una vez lograda la imagen final, conviene fundir todas las capas y guardarlo como TIF o JPG.

Consejos sobre imagen digital

-No olvides nunca que  NIVEL DE COMPRESION = CALIDAD FOTOGRAFICA.
-Guarda siempre un original de los archivos JPEG para poder realizar ediciones consecutivas ya que este tipo formato produce un error acumulable grave cuando se comprime y descomprime. Guarda este archivo y parte siempre desde él para no tener pérdidas de calidad.
-Tené en cuenta algo muy obvio pero no por eso menos importante, es mejor siempre partir de una imagen grande y con mucha calidad o poca comprensión hacia archivos pequeños y de poca calidad o muy comprimidos que al revés. Hoy en día la memoria no vale casi nada y una buena fotografía con calidad no tiene precio y puede ser irrepetible.
-Si no se piensa en editar la imagen, el formato elegido es el JPEG y siempre se debe usar la mayor calidad de los archivos posible (menor compresión)
-Anímate y aprende a usar un software de edición ya que sin este paso realmente no estás haciendo foto digital. Existen infinidad de programas fáciles o difíciles, caros o gratuitos, da igual, solo con abrir y saturar, enfocar y definir una fotografía veras que el resultado merece la pena.
- Si quieres conseguir resultados realmente “profesionales” usa el formato RAW, incluso tenelo en cuenta en la compra de la cámara. Los resultados que se consiguen con pequeñas ediciones muy automatizadas resultados inalcanzables para otro tipo de archivos.
Además hay técnicas de edición fotográfica, como la fotografía de alto rango, HDR, el DRAGANIZADO o DAVID HILL que sin RAW no se obtienen resultados satisfactorios... pero ya estamos hablando de otras cuestiones.

Notas
-los formatos admitidos para web son el JPEG, el GIF que admite animaciones y el PNG formato sin perdida y poco peso.
-La profundidad de la información del color se mide por los bits por pixel (bpp) y normalmente es de 8 bits, y puede ser de 16 o de 32.
-el tamaño de una fotografía nos vendrá impuesto por el soporte que queremos tenga esa fotografía. Para web una foto a 10x15 tendrá una resolución de 72 px para periódico 150 px y para papel fotográfico y revistas a color 250 ó 300 px por lo que el tamaño será el mismo pero no el peso. Teniendo en cuenta el soporte podemos reducir el peso sin reducir la calidad.
-existen dos tipos de imágenes digitales, mapa de Bits e imágenes vectoriales pero para el fotógrafo solo es importante el primero, que es el de la fotografía digital. Las imágenes vectoriales son para gráficos.
-Los datos exif son datos que guardan información relativa a mucho aspectos de cada foto (tipo de cámara, exposición, fecha, etc.…) y la edición en RAW.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!