IMPORTANTE: El control de la exposición

¿Qué es la exposición?
Exposición es la cantidad de luz que recibe el material fotosensible (en fotografía química) o el sensor de imagen (en fotografía digital) para que se forme una imagen. La exposición, que se mide en lux segundo, es la combinación del tiempo y del nivel de iluminación recibido por el material fotosensible.
Exposición correcta
Una fotografía con exposición correcta es aquella que captura el rango de tonos en su totalidad es decir desde los tonos oscuros a los tonos claros. Una fotografía en blanco y negro con buena exposición es aquella que tiene todos los niveles deseados de gris desde el negro puro al blanco puro. Para obtener una exposición correcta se debe equilibrar y coordinar tres variables: sensibilidad de la película, la velocidad de obturación y el número f o apertura.


El triángulo de la exposición manual

En este tema vamos a ver con más detalle cómo funciona la exposición manual. Exposición de la que ya hablamos anteriormente. Recuerda que existen varios modos de exposición dependiendo de cada uno de los parámetros que quisiéramos controlar.
Por un lado teníamos el Automático programa (P), en el que la cámara elegía tanto la apertura como la velocidad de obturación; el Automático con prioridad de apertura (A; Av), en el que nosotros marcamos una apertura y la cámara elige la velocidad adecuada para obtener una exposición correcta; el Automático con prioridad de velocidad (S; Tv), en el que indicaremos la velocidad de obturación a partir de la cual la cámara seleccionará una apertura de diafragma adecuada para que el resultado sea una exposición correcta . . . ...  
Y por último, tenemos la exposición Manual (M).

Este tipo de exposición, es la más creativa y, debemos decirlo, el modo que marca la diferencia entre un resultado profesional y el del resto de cámaras del mundo. El modo manual, dado que te permite controlar cada uno de los parámetros de tu cámara es el que te dará resultados más personales. Y que al comprenderlo,  te ayudará a representar en tus fotos lo que realmente pretendías.

La exposición correcta es simplemente la adecuada relación entre tres factores que intervienen en la captura correcta de una imagen.
La medida de la luz que ingresa al sensor o película, se denomina valor de exposición que puede verse gráficamente como un triángulo y estos factores forman lo que podemos llamar el triángulo de la exposición.



¿Es posible controlar la exposición?

, pero no todas las cámaras lo permiten.


Las cámaras con opción manual de exposición (típicamente señalizada con una “M”) nos permiten controlar todos de los factores de exposición. Si tu cámara dispone de esta modalidad, sentite afortunado, pues podrás hacer lo que quieras, y no lo que la cámara te imponga.

Este triángulo está formado como ya te puedes imaginar por: apertura de diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO. Estos tres factores que forman el triángulo son los mismos desde el principio de los tiempos de la fotografía. Desde las primeras cámaras oscuras había un orificio por el que entraba la luz que llegaba hasta una superficie sensible durante un determinado periodo de tiempo.

Recordemos como se ubican los componentes de una cámara y sus nombres:


La luz viaja a través del lente que tienen diferentes formas para aumentar o acercar a los sujetos. Si la imagen está enfocada, los rayos de luz convergen en el sensor.
Luego encontramos la apertura (que se encuentra también dentro del lente) y es básicamente un agujero que controla cuanta luz va a llegar al sensor.
El Obturador o la cortina se encuentra ya dentro del cuerpo de la cámara y el mismo controla por cuánto tiempo se va a exponer el sensor a la luz.
El Sensor es una placa muy sensible a la luz que la absorbe y la transforma en pixeles. En realidad la imagen en el sensor es proyectada al revés y la cámara se encarga de enderezarla.
Vamos a ver ahora un poco más de cada uno de los tres controles implicados en la exposición.

El diafragma de la cámara - Apertura

El diafragma consiste en un conjunto de láminas metálicas ajustables que controlan el tamaño de apertura y, por tanto, la cantidad de luz que entra por el objetivo.




Diafragma real de una cámara: Cerrado (izq) - Abierto (der)



Definición del número f

La apertura se mide en números f, cuyo valor es la distancia focal dividida por el diámetro del diafragma.




Diafragma y números f
La utilización de los números f independiza la luminosidad del objetivo de su distancia focal. Por ejemplo, un f/4 para un objetivo de 100mm deja pasar la misma luz al sensor que un f/4 a 50mm (o cualquier otra distancia focal). Lo que ocurre es que el diafragma tiene un diámetro de 2,5 cm en el objetivo de 100mm y 1,25cm en el de 50mm (distancia focal dividida entre 4).
Podemos ver que cuanto mayor sea el número f, menos luz deja pasar. O lo que es lo mismo, si hay más luz en la escena, podemos aumentar el número f para compensar (apertura menor) y viceversa.

El valor de diafragma utilizado, también es importante a la hora de determinar la PROFUNDIDAD DE CAMPO - Click aquí para más información

Escala "f" (cada valor a la derecha es 1EV menos):


1 – 1.4 – 2 – 2.8 – 4 – 5.6 – 8 – 11 – 16 – 22 – 32 – 44 – 64…

Bajar un punto (-1EV) implica dejar pasar la mitad de luz, pero el número f sólo se multiplica por raíz de 2.

 









 Resumiendo:

  • El diafragma se identifica mediante una serie de números denominados números f .
  • El número f es una referencia al tamaño de la apertura de la lente
  • El diafragma controla la cantidad de luz con el que es expuesto el material sensible
  • El salto de un valor f al siguiente se denomina paso
  • Un número f menor significa una apertura mayor, y por tanto, más cantidad de luz.
  • La serie comienza con el número 1 y los números siguientes se obtienen multiplicando el anterior por 1,4 (raíz cuadrada de dos).
  • Los números f se calculan dividiendo la longitud focal del objetivo entre el diámetro del diafragma.

Velocidad de Obturación – ¿Qué significa?

Denominamos velocidad de obturación al tiempo que permitimos que la luz llegue al sensor de nuestra cámara. O sea, como llega la luz al sensor, a partir de la apertura del obturador de la cámara. 

La velocidad de obturación será el tiempo en que el obturador permanecerá abierto.
 
Aunque no está de más recordar que, a mayor velocidad, más rápido se abre y cierra el obturador lo que implica que una menor cantidad de luz le llega al sensor de nuestra cámara.

Aunque es un término muy relativo ya que depende de otros aspectos que ya iremos viendo y recordar que se denomina:
• velocidad baja a aquella inferior a 1/125 seg.
• velocidad alta a aquella superior a 1/125 seg.

La elección de una combinación u otra dependerá del tipo de foto que queramos hacer, de la luz disponible (ambiente, nocturna, con flash.....) de la profundidad de campo requerida.... La experiencia y la práctica son decisivas para desarrollar el “ojo” necesario para saber cómo combinar estos tres factores..

La forma de saber si estamos exponiendo correctamente o no la escena es usando el fotómetro (el incorporado en la cámara o bien uno externo) y mirando el histograma (cada escena nos dará un histograma concreto que debemos saber interpretar). En próximos talleres aprenderemos a usar el fotómetro y a interpretar el histograma.

Velocidades  de obturación

Primero debemos tener en claro los valores que visualizaremos en nuestra cámara y el significado que tienen:
Tablas de referencia de velocidades utilzadas en las cámaras


Tiempo de obturación (o tiempo de exposición)

También se le llama “velocidad de obturación”, lo cual no sería el término más apropiado, pues no tenemos una distancia recorrida de relevancia. Lo que realmente importa es el lapso de tiempo en que nuestro sensor o película está siendo expuesto a la luz.

El tiempo de obturación se mide en fracciones de segundo, y lo que vemos en la mayoría de las pantallas o diales, es su valor inverso. Por ejemplo: el valor 30 indica que es 1/30 de segundo.

Cuando el tiempo de obturación aumenta (o en otras palabras, cuando la “velocidad” es más lenta), podemos llegar a valores en segundos, los cuales son indicados con un par de comillas tras el número. Por ejemplo: 8” indica un tiempo de obturación de 8 segundos.
Existe una escala estandarizada de tiempos de obturación, los cuales siempre son el doble o la mitad del valor contiguo. Esto es de vital importancia para cuando queramos combinar el tiempo con los demás factores de exposición.

La escala de velocidades es la siguiente:

15” – 8” – 4” – 2” – 1” – 1/2 – 1/4 – 1/8 – 1/15 – 1/30 – 1/60 – 1/125 – 1/250 – 1/500  … etc

En cada paso que demos hacia la derecha de esta escala, tendremos la mitad de tiempo respecto al valor precedente, y con ello, entrará la mitad de luz. Por el contrario, al avanzar en cada valor hacia la izquierda, dispondremos del doble de tiempo, con lo cual entrará el doble de luz.
Teóricamente, la escala puede seguir completándose hacia ambos extremos. Sin embargo, esto se ve limitado por el diseño del obturador de cada cámara.
Además, las cámaras modernas disponen de tiempos intermedios, lo cual permite un control más preciso sobre la exposición. Ejemplos de tiempos intermedios: 6”, 1/90, 1/300, etc.

Los menores tiempos de obturación (o velocidades rápidas) detendrán el movimiento del remolino, como en la imagen de la izquierda. A medida que aumentamos los tiempos, la imagen se mostrará más difusa, como una estela que nos sugiere movimiento (centro y derecha)

Consecuencias

Los tiempos más cortos (o velocidades más rápidas) tienden a congelar la imagen, mientras que los tiempos más elevados (o velocidades lentas), tienden a plasmar un movimiento sugerido.

Como controlar y utilizar esto a nuestro favor, será motivo de futuras publicaciones.

¿Cuándo utilizar velocidades lentas ó rápidas?

La velocidad estará no solo condicionada por la luz ambiente sino también por el tipo de fotografía que queramos realizar. Es decir si tenemos poca luz, vamos a tener que mantener más tiempo el obturador abierto para que ingrese más luz. Si tenemos mucha luz, el obturador deberá permanecer abierto muy poco tiempo.
Si queremos hacer que un movimiento no se vea reflejado en la toma, utilizaremos velocidades rápidas, esto dependerá de la velocidad del objeto también.
En el caso que queremos captar el movimiento y que la fotografía lo transmita, utilizaremos una velocidad baja, que nos permitirá hacer que la toma capte el movimiento.
Esto también se repite cuando por ejemplo queremos dibujar con luz, o captar el trayecto de un elemento que tenga iluminación como un automóvil que se va desplazando y queremos captar el halo de luz.






La combinación de un diafragma y 
una velocidad determinada 
para una imagen
se llama valor de exposición o EV

(del inglés Exposure Value).
 



SENSIBILIDAD ISO
Éste es el tercero de los tres elementos que se relacionan con la exposición.

Exposición Fotográfica  =  Apertura + velocidad de obturación + sensibilidad de luz (ISO)

Indica la sensibilidad a la luz del sensor de la cámara.
Cuanto mayor sea su valor menos luz necesita la cámara para realizar la fotografía.
Se representa con un número entero: 50, 100, 200, 400, 800, 1600, 3200.
La ventaja de este valor es que a mayor numero ISO se pueden hacer fotografías con menos luz. Y la desventaja es que a mayor numero ISO mayor es la cantidad de ruido que se plasma en la fotografía, por lo que si las condiciones de luz lo permiten es recomendable utilizar el numero ISO más bajo que tenga nuestra cámara.

En la pasada era de la fotografía análoga donde se usaba la película como medio para la generación de imágenes era importante seleccionar la película adecuada para la cantidad de luz en la escena a capturar. Si utilizabas una película de baja sensibilidad en condiciones de poca luz obtenías imágenes completamente negras. En aquellos tiempos se desarrollaron dos estándares para medir la sensibilidad de la película; el ASA (American Standard Asociación) y el DIN (Deutsches Institut fur Normung). Ambos estándares tenían como propósito establecer la sensibilidad de la película a la luz.
La película era creada mediante la aplicación en una emulsión sobre plástico. A mayor tamaño del granulo de emulsión, mayor sensibilidad a la luz. De ahí nace el término película ASA 100, películas ASA 400. Mientras mayor el número ASA mayor sensibilidad a la luz.

Hoy en día prevalece el estándar ISO (International Standard Organization) creado en 1987. Para efectos prácticos podemos decir que el ASA y el ISO son estándares equivalentes.
En resumen, el ISO es un estándar establecido para medir la sensibilidad a la luz. A mayor número ISO más se es sensible a la luz.

Muy importante
Aunque estas equivalencias lo son desde el punto de vista de la cantidad de luz que requiere el sensor, los efectos sobre la imagen pueden ser muy diferentes de unas combinaciones a otras.
En breve profundizaremos en los efectos de cada uno de los parámetros. Adelanto un poco:
·         La apertura afecta a la profundidad de campo o profundidad de enfoque (rango de distancias que quedan bien enfocados). Nos permite ser selectivos en el enfoque (por ejemplo, objeto principal enfocado y resto, situados a diferentes distancias, pueden estar más o menos enfocados).
·         La velocidad permite “congelar” movimientos rápidos o, al contrario, dejar “estela” y dar sensación de movimiento.
·         Las sensibilidades altas, dependiendo de la calidad del sensor de nuestra cámara, pueden mostrar más o menos “ruido” (grano de la imagen).
La elección correcta de los parámetros, repito, puede ser muy importante. Como ejemplos: podemos estropear una imagen si no hacemos un enfoque selectivo y el fondo queda enfocado, desviando la atención del sujeto principal. Y si la velocidad no es suficientemente alta, la imagen puede quedar ligeramente “movida”: ni da sensación de movimiento ni está nítida. A veces no es fácil distinguir una imagen desenfocada de otra muy ligeramente movida.

Resumen de lo aprendido

La exposición se mide en puntos o EV (Exposition Values o Valores de Exposición)
·         +1EV (subir 1 punto) = doble de luz (o sensibilidad)
·         -1EV (bajar 1 punto) = mitad

Los parámetros para controlar la exposición son:
·         Apertura del diafragma: se mide en números f, a mayor número menor apertura
·         Velocidad (inverso del tiempo de exposición): a mayor velocidad, menos luz
·         Sensibilidad (ISO), que establece la cantidad de luz que requiere el sensor: a mayor ISO, la imagen será más clara.

Podemos tener muchas combinaciones de los tres parámetros que nos den el mismo nivel de exposición. Sin embargo, cada parámetro tiene un efecto diferente sobre la imagen, como veremos en siguientes clases:
·         La apertura afecta a la profundidad de campo.
·         La velocidad permite “congelar” o “emborronar” objetos en movimiento.
·         A sensibilidades altas, aumenta el “ruido” o grano de la imagen.
  

Algunos consejos:
·         Sería bueno que intentes realizar las siguientes pruebas.
Con un objeto en movimiento varía las velocidades de tu cámara, y aprecia el efecto que tiene en la fotografía.
Si tienes la oportunidad intenta fotografiar fuegos artificiales, verás que a velocidades altas, se verán pequeños destellos, en cambio si tomas velocidades lentas captarás el recorrido de las luces.
Con fotografía nocturna verás que por ejemplo en la noche podrás captar el halo de luz de los vehículos si trabajas con velocidades lentas o bajas. Te dejo unas imágenes:


·         Prueba distintos valores y lugares donde fotografiar, así verás los resultados y diferencias, con el tiempo te habituarás y te darás cuenta en que rango de valores deberás colocar la velocidad del obturador.


·         Siempre que experimentes con la velocidad deberás tener en cuenta que con velocidades lentas deberás utilizar trípode.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!