Los modos de escenas de la cámara

Los modos de las cámaras compactas
Para tratar los distintos tipos de modos, lo primero que vamos a hacer es establecer una clara línea entre los modos automáticos y los no automáticos (también llamados semiautomáticos y manual).

Modos de escena automáticos

Las cámaras fotográficas tienen programados una serie de modos de escena, es decir, diferentes escenas, paisajes, retratos, puesta de sol, etc. Estos modos programados son diferentes de unas cámaras a otras, dependen del fabricante. Obviamente, el nombre de estos modos viene de que una vez seleccionados, el fotógrafo no necesita más que encuadrar, enfocar y disparar. La cámara selecciona y ajusta los parámetros en base al modo elegido y el fotógrafo no tiene que preocuparse de nada.

El inconveniente que presentan es que estos modos programados se encuentran bloqueados y no se pueden cambiar los parámetros del disparo a gusto del fotógrafo.

 Algunos de los modos de escena que podemos encontrarnos:

* Modo Retrato
* Modo Crepúsculo
* Modo Paisaje
* Modo Nieve
* Modo Deportes
* Modo Playa/Nieve

Modelos de mandos (izq y der)

Los modos pueden estar ubicados en diferentes posiciones, pero sus prestaciones siempre son similares.
 












# Modo Automático: La cámara debe "arreglárselas" para lograr que la foto salga bien, sea cual sea el tipo de toma. Este modo, como podrás imaginar, para situaciones normales es apropiado, pero imaginemos que se trata de una escena con mucho movimiento, o con escasa iluminación, o en la que te gustaría que la profundidad de campo fuese muy amplia, etc, etc.
Todas las cámaras compactas, semi profesionales y la mayoría de las profesionales lo traen y su función -tal como su nombre lo dice- es hacer todo el trabajo por nosotros de una manera automática, controlando tanto apertura como velocidad de obturación y en muchas ocasiones también la sensibilidad ISO.



# Modo retrato: Es un modo que tienen todas las cámaras digitales. Este programa lo utilizaremos cuando fotografiemos a personas en primer plano y cuando queramos ofrecer al mismo tiempo, el mismo color de tonalidades de la piel.
El programa en modo retrato siempre actúa con la mayor apertura del diafragma para destacar al personaje y disminuir la nitidez del fondo.



# Modo Paisaje: 
En esta ocasión se cierra lo más posible el diafragma para ampliar al máximo la profundidad de campo y, en función de la luz, se establece un tiempo de exposición adecuado para que la foto quede correctamente expuesta. En palabras simples usalo cuando quieras sacar una foto donde todo-todo salga enfocado (como para sacarle fotos a montañas, árboles y cerros) pero no a tus mascotas corriendo por la casa.


# Modo Deporte.
Este modo no sólo vale para fotografiar eventos deportivos, sino que su principal aplicación es la de tomar escenas en las que haya movimiento y que, por lo tanto, requieran de unas condiciones de elevada velocidad de obturación para que la foto no aparezca borrosa. La cámara, además de seleccionar una velocidad lo suficientemente alta, se encarga de lograr que la foto aparezca correctamente expuesta modificando también los otros valores que participan en la exposición.


# Modo Nocturno. Es todo lo contrario del modo de deportes. En el modo nocturno el obturador de la cámara permanece más tiempo abierto para poder captar la -casi nula- luz que recibimos de noche.
La contra de utilizarlo es que tanto nosotros como nuestros sujetos deben permanecer quietos o de lo contrario tendremos una foto movida. Utilizar tecnologías como estabilización de imagen (algo que la gran mayoría de las cámaras de hoy traen) ayuda mucho.


# Modo Macro. Muchas cámaras tienen un botón dedicado para entrar en este modo donde por lo general enfocas sujetos desde 10cm de distancia o menos para captar la mayor cantidad de detalles. En el aspecto técnico es casi idéntico al modo retrato con la excepción de que el lente recibe la “orden” de enfocar lo que está realmente cerca nada más. Para el uso de este tipo de modo es necesario muy buen pulso o el uso de un trípode o algo similar, en caso contrario la foto acabará movida.



# Modo Playa o Nieve. Por regla general una cámara mide toda la luz en la escena y ajusta los valores para que no nos salga ni muy clara ni muy oscura. Esto es algo muy útil que nos ayuda a buscar el equilibrio para que todos los sujetos de nuestra imagen salgan bien expuestos, pero por ejemplo si tenemos a alguien en un paisaje nevado la cámara, pensando que la escena tiene colores normales y que lo que pasa es que hay mucha, mucha luz tratará de “igualar” todo y nuestro sujeto quedará subexpuesto u oscuro debido a esta “nivelación”. El modo playa y nieve  le indica a la cámara que no tome toda la luz de la escena, sino que de un área pequeña al centro de ésta, donde casi siempre, se encuentra nuestro sujeto.

MODOS PREFIJADOS O MODOS SCN (ESCENA)

Tal como hemos visto antes, cada uno de ellos está diseñado para una función específica, los más comunes dentro de la mayoría de las cámaras son el modo Retrato, el modo paisaje, el modo nocturno y el modo deportes. Pero la verdad es que cada uno de ellos responde a las premisas de la siguiente ecuación:

A/V = E

Despejando la formula: A es abertura de diafragma, V es velocidad y E es exposición.


Y por más que veamos muchísimos modos dentro de la cámara, la fotografía responde solamente a estas dos variantes, el control de A y V es lo que produce las fotografías que hacemos, sean estas malas o buenas, siempre la combinación de ambas nos dará por resultado E.

Desventajas del modo escena
Aunque hasta ahora hemos comprobado las ventajas que ofrecen los modos de escena, también tienen sus aspectos negativos. 
Al margen de que muchos fotógrafos avanzados puedan opinar que limitan la creatividad del usuario, lo cierto es que su uso reduce, en ocasiones, determinadas prestaciones de las cámaras. Por ejemplo, muchos modelos no permiten compensar la exposición cuando se está utilizando un modo de escena específico, con lo que hay que conformarse con su medición y los ajustes que aplica. Otro inconveniente es que ciertas cámaras no permiten la captura en modo RAW (alta definición) cuando se selecciona un modo de escena.

Modos de disparo: Los Modos Manuales.

Se denominan modos de disparo de una cámara a las distintas maneras en que se selecciona la combinación de apertura y velocidad para la toma de una imagen, y dependen de cuales de las variables se encuentran dispuestas en forma automática y cuales en forma manual.
Las cámaras suelen traer cuatro modos manuales, representados por las letras:  A o Av, S o Tv, M y P.

·         Modo Prioridad de Apertura – A o Av (Apperture Priority): Se define la apertura y la cámara determina la velocidad automáticamente.

·         Modo Prioridad de Velocidad -  S o Tv (Shutter Priority): Se define la velocidad de obturación y la cámara determina la apertura automáticamente.

·         Modo Manual: En este modo la cámara deja hacer al fotógrafo, que tiene la obligación de elegir tanto el valor de apertura, como el de velocidad de obturación. Se especificarán manualmente la apertura y la velocidad e independiente una de otra. El equipo sólo indica si en las condiciones prefijadas hay exceso o defecto de luz.

·         Modo P (Programmed auto): Este modo produce un "enganche" entre velocidad de apertura y apertura de diafragma, por lo que una vez tomada la medición de luz y definido ambos valores, la modificación manual de uno de ellos produce una modificación automática del otro. Por ejemplo para una medida que da 1/250 y F5.6, modificar la velocidad a1/125 produce la modificación automática a F8. 
Debes revisar el manual para saber exactamente cómo funciona este modo en tu cámara.
      Generalmente, cuando se toma en Programa (P), la cámara hace casi todas las decisiones por nosotros de forma automática, como la elección de apertura y velocidad de obturación. Sin embargo, no se abrirá el flash a menos que se lo indiquemos. 
      Normalmente, este modo no es bueno para hacer fotos de la naturaleza, pero es ideal para fotografiar en la calle, cuando el momento perfecto sólo puede durar unos pocos segundos y no tenemos tiempo que perder el tiempo con ajustes de la cámara. 
Esto puede llevar a creer que el modo Programado también es bueno para fotografiar la vida silvestre, pero para asegurarte de que tendrás todo el sujeto en foco, por lo general, tienes que controlar la apertura tu mismo.

      

Bueno, Pero ¿Qué Modo debo elegir?

Explicados más arriba hay varios modos de disparo con sus correspondientes características y tomas más apropiadas para utilizarlos. En este sentido, más de lo que ya dijimos no podremos decir, ni decirte usa este modo o usa este otro. Ya sabes mucho de lo que hay que saber sobre estos modos.
Simplemente vamos a dar unos consejos y que podrán ayudarte para saber qué modo elegir:

·         En una cámara es fundamental leer el manual de instrucciones y conocer las posibilidades que te ofrece tu equipo. ¡Presta especial atención a conocer los modos de disparo que ofrece tu cámara y cómo sacarles el mayor provecho posible!
·         Algunos de los modos preconfigurados, como deporte o paisaje, valen, además de para fotografías similares a las que indica su icono, para otro tipo de tomas de características similares. Por ejemplo, el modo deporte no sólo es útil en eventos deportivos, vale para todo tipo de tomas que requieran una alta velocidad de obturación. ¡Conoce bien cada modo de disparo de tu cámara y para qué sirve!
·         Abandona el modo automático y los modos preconfigurados lo antes posible (siempre y cuando tu cámara disponga de modos manuales). A la hora de disparar, no seas haragán, tus fotos con el tiempo te lo agradecerán. Serás vos el que controle a tu cámara y no al revés.

Resumiendo...

Ya hemos cubierto los modos de disparo más importantes de que dispones en tu cámara. Además ha quedado en claro que no hay comparación entre el resultado y la satisfacción personal que puedes lograr con los modos manuales frente a los automáticos, por muy buenos que sean los modos preconfigurados de tu cámara.

Para hacer mejores fotos comienza por conocer y dominar los modos de disparo que trae tu cámara y verás cómo empiezas a lograr esa mejoría de la que conversamos en el taller.

Eso sí, para dominar estos modos es necesario: primero conocerlos, y, lo que es más importante, practicar,  practicar y practicar hasta que conozcamos las respuestas de los controles a la perfección.

2 comentarios :

  1. Hola Manuel!
    Estamos muy agradecidos por tu visita y por tu gentil comentario.
    A la brevedad, haremos unas pequeñas modificaciones a esta nota para mejorarla aún más.
    Estás invitado a leer nuestro Blog. Está hecho con mucho esfuerzo y las mejores intenciones fotográficas.
    Saludos cordiales desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!