Sujetando correctamente la cámara

Consejos para sujetar correctamente nuestra cámara

Una de las primeras nociones para quien desee aprender fotografía es saber la forma de sujetar la cámara.
Muchos al principio caemos en el error de sujetar una reflex como si fuera una compacta, miramos mal por el visor (a cuantos de ustedes no les choca la nariz cuando lo intentan), colocamos mal la manos, posicionamos mal el cuerpo, consiguiendo que una gran cantidad de fotos salgan movidas o sin el encuadre que realmente estábamos buscando.
Cuando vamos adquiriendo experiencia, descubrimos algunas de las posiciones que más nos ayudarán para sacar fotos sin tener problemas de estabilidad, o movimiento con la cámara, Aquí van algunos tips:

1. Las manos
Las mayoría de las reflex (sino todas), están preparadas para ser sujetadas con la mano derecha, usando la izquierda para sujetar el objetivo y usar el zoom, colocándola tal y como se ve en la imagen de la izquierda. Esta posición nos obliga a usar la mano derecha para accionar la mayoría de los controles y botones de nuestra cámara.

En muchas ocasiones sujetamos la cámara con una sola mano, o con las dos agarrándola simplemente por los lados. Con esto se consigue perder más aún la estabilidad, y puedes conseguir una tanda de fotos con la mayor parte movidas, o sin encuadrar lo que realmente querías por el movimiento del pulso.


2. Los brazos
Siempre que se sujeta una reflex se deben juntar los brazos al cuerpo, cuanto más cerca los tengamos del torso, más estabilidad tendremos y menos probabilidades de que alguien se nos cruce y nos pueda mover o incluso... tirar la cámara.

3. Las piernas
Lo recomendable es tener siempre el pié izquiero algo más adelantado que el derecho, ya que al tener la cámara sujetada con la mano izquierda, conseguimos un mayor equilibrio.
Evita por todos los medios mover los pies o balancearte mientras realizas una captura. Aunque lo realmente importante es que busques la postura con la que te sientas más cómodo y equilibrado.

4. La cara
Aunque parezca mentira, el tener la cámara pegada a la cara a la hora de disparar también nos proporciona un poco más de sujeción, con lo que mejorará nuestro pulso. Otro truco para los que a veces han tenido problemas con la nariz al mirar por el visor, es mirar con la cara un poco ladeada, podremos mirar perfectamente y no tendremos problemas para acercarnos al visor.

5. Trucos
Siempre es bueno en momentos en los que disparemos con velocidades bajas, buscar apoyos en la zona donde nos encontremos. Ya sean barandas  de escaleras, mesas, salientes, postes o cualquier objeto estático en donde podamos apoyarnos para aumentar nuestro equilibrio.
Intenta mantener la respiración justo al pulsar el disparador, así evitarás mayores vibraciones.
Cuando necesitemos hacer fotos agachados, lo mejor es poner la rodilla derecha en el suelo, la pierna izquierda apoyada flexionada, y apoyar nuestro codo izquierdo encima de esta. Así mejoraremos enormemente la estabilidad. Es una posición muy cómoda y que suele ser muy estable.


Estas son las pautas básicas que deberemos ir aprendiendo para no tener problemas con el pulso cuando la situación lo requiera. Aunque no sólo sirven para evitar fotos movidas, sino que también notarán que con estas posiciones descansarán más los brazos.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!